Reformulación – La llave de la comunicación

Resultado de imagen de reformulacion

Humanizar la interacción social en cualquier ámbito (personal, profesional, educativo,…….) pasa por adoptar un estilo de comunicación que favorezca esa misma interacción. Una comunicación que se aleje de modelos paternalistas y/o autoritarios, competitivos o irresponsables. Y que, por contra, se acerca a promover la colaboración, la dignidad de la persona y la responsabilidad.

Una de las técnicas que podemos emplear para formatear este nuevo estilo es la reformulación.

La reformulación es, en origen, una técnica de escucha activa mediante la cual repetimos la idea principal del mensaje con nuestras propias palabras.

Esto puede tener un triple efecto: Read More

Comparte...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

¿El esfuerzo es un mito?

Resultado de imagen de esfuerzo

La suerte existe, así es. En estos tiempos confusos que vivimos, los medios de comunicación potencian cada vez más la idea de que estar en el momento y lugar adecuados o nacer con unas características determinadas son la diferencia entre ganar o perder, independientemente de  que se esfuercen más o menos. Parece que hay unos pocos elegidos a los que la vida les ha tocado con una varita mágica, mientras los demás vivimos una vida monótona inmersos en una rabia silenciosa por no poder ser estrellas de rock, concursantes de Gran Hermano o políticos y banqueros corruptos.

Parece que es fácil confiar en la suerte. Pero aquí hay dos problemas distintos.

El primer  problema es que vivimos en una Matrix diseñada por los medios de comunicación que sólo nos muestra un distorsionado reflejo de la realidad. Y no lo que hay detrás. Creemos que el éxito no requiere esfuerzo porque sólo vemos el resultado final de un proceso que en absoluto ha sido fácil. Es como esos gurús de la autoayuda que te prometen la felicidad y la riqueza instantáneas omitiendo el, en ocasiones, largo y arduo proceso que requieren. Parece que siempre necesitemos pastillas para soñar, pero no herramientas para construir.

El otro problema es que, efectivamente, la suerte existe. Y a algunos les toca. ¿Por qué no? La vida es una mezcla de muchas cosas y a veces la suerte y el azar están ahí. A algunos les toca. Cosas buenas y malas, por supuesto. Pero la reflexión interesante que podríamos hacer es, que aunque la suerte exista, ¿es algo que yo elijo? Lo bueno y lo malo que trae la suerte no se elige. El esfuerzo sí.

Ésa es la clave. El esfuerzo se elige. La suerte no.

¿Nos garantiza el esfuerzo el éxito? Te aseguro que no, pero la falta de esfuerzo tampoco. Y la suerte tampoco. Lo que es seguro que el esfuerzo bien enfocado puede predisponer la suerte a tu favor. Lo contrario no. No puedes estar esperando a que “te toque”, porque son muy pocos los elegidos por el azar.

Cada vez que pienses que lo que te pasa en la vida en fruto de la suerte, piensa en la cantidad de tiempo que “tiras” al día en hábitos muy arraigados en nuestra sociedad moderna, pero poco saludables. Y cuando digo poco saludables lo digo sobre todo a nivel mental y emocional, provocando que seamos cada vez menos resistentes a la frustración:

  • Ver la TV.
  • Vivir frente a una pantalla: Internet, smartphone, tablet.
  • Comer demasiado.
  • Pasar 9 horas al día en redes sociales y whatsapp
  • Reuniones y conversaciones estériles.
  • …………

Piensa en ello cada vez que te veas tentado de creer demasiado en la suerte.


 


Suscríbete a nuestra lista y recibe formación gratis todas las semanas en forma de artículos, videos, e-books, etc,…..

Comparte...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

PERSONAS DIFÍCILES

Resultado de imagen de personas dificiles

A veces tenemos que convivir con personas que mantienen una serie de actitudes y pensamientos irracionales muy persistentes. Son las personas difíciles. Vamos  a ver cómo podemos marcar límites con estas personas sin alterarnos más de lo necesario.

Primero vamos a ver algunos tipos de personas difíciles que seguro que provocan problemas de convivencia o de comunicación:

Los irascibles. Son los que expresan su ira continuamente. Se quejan constantemente e interpretan cualquier conducta de forma negativa. Les cuesta considerar y respetar otros puntos de vista. Están siempre a la defensiva como si les atacasen constantemente.

Los pasivos agresivos.  Tienen una actitud hostil, pero encubierta. Adoptan actitudes perjudiciales para los demás, como hacer mal las cosas adrede, olvidar cosas, etc,…pero haciendo como que no se han dado cuenta. Les molestan muchas cosas, pero se callan. No se atreven a decir que no. La consecuencia es que van acumulando resentimiento hacia los demás.

Los que maltratan. Aunque no te lo creas, hay personas que no tienen empatía y que incluso disfrutan haciendo daño. Son difíciles de reconocer porque suelen aparentar lo contrario. Pero son muy persuasivas a la hora de poner en contra a los demás unos con otros. Muchos casos de acoso moral o maltrato familiar son provocados por estas personas.

El tramposo. Es el que, en vez de ser asertivo o negociar, quiere lograr sus objetivos sin respetar  a los demás. Haciendo trampas. Ejemplo: el que hace valer como suyos logros de los demás o miente para conseguir algo. Piensan que el fin justifica los medios.

El critico. Están pendientes de cualquier fallo que puedan encontrar en los demás para resaltarlo. En muchos casos, les cuesta ver sus propios fallos, que suelen grandes, por cierto. Tienden a hacer críticas destructivas.

Los comodones o “jetas”. Son personas con baja tolerancia a la frustración. Hacen lo que les apetece sin tener en cuenta  a los demás. Carecen de la habilidad de ver las cosas desde una perspectiva más amplia, que les llevaría a darse cuenta de que su liberta termina donde empieza las de los otros. Ejemplos: el que comparte piso pero piensa que es el único que no tiene que hacer las tareas de casa.

La víctima. Su distorsión de la realidad les lleva a culpar a otros de todos sus problemas. Suelen ser infelices y autodestructivos. A veces se quejan de que han renunciado a muchas cosas por los demás. Otras que los demás les maltratan o abusan de ellos. A veces usan el victimismo como estrategia para conseguir sus fines.

Los trastornos de personalidad. Los casos más graves de conducta irracional serían los trastornos de personalidad, que son psicopatologías que provocan una serie de conductas que suelen ser problemáticas. Algunos ejemplos son el trastorno obsesivo-compulsivo, que lleva a la persona a ser rígido, perfeccionista y muy exigente con los demás. El dependiente, en el que la persona no se siente capaz de dirigir su propia vida, sino que tiene que depender de otros para tomar decisiones  y para cimentar su autovalía. El narcisista, con una autoimagen grandiosa, que necesita que lo admiren, arrogante, soberbio, etc,…

¿Podemos aprender a defendernos de estas personas tóxicas? Claro que sí, y así te lo desvelaré en próximos artículos. Lo interesante ahora es que trates de analizar, entre las personas con las que te relaciones, cuáles de estos tipos te encuentras y cómo te afectan.


 

Suscríbete a nuestra lista y recibe formación gratis todas las semanas en forma de artículos, videos, e-books, etc,…..

Comparte...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Las trampas del pensamiento

 

¿Has observado alguna vez que el pensamiento no para?

¿Has observado la cantidad de veces que puedes llegar a pensar el mismo

¿En qué piensas la mayor parte del día? ¿Te has parado a observar el diálogo que mantienes contigo mismo? Porque lo mantienes……Incluso a veces te hablas a ti mismo a gritos. ¿Te has percatado del VOLUMEN de tus

pensamiento?pensamientos?

Este diálogo interior, que no cesa, está siempre presente y lo tomamos como algo normal.

¿Es posible dejar de pensar?

Es posible pensar menos. Y es posible cambiar la dirección de los pensamientos. Es posible cambiar los pensamientos que nos torturan y hacen daño por otros más realistas que nos ayuden.

¿Cuáles son los principales pensamientos torturadores, automáticos y distorsionaos que solemos crear? Son los siguientes:

  1. Etiquetar: perdemos la idea de conjunto y nos centramos en un pequeño  dato del que sacamos una conclusión sobre la forma de ser:

Soy inútil – soy tonto  – soy un fracaso – siempre lo estropeo todo – qué vergüenza – soy un bocazas – nunca más……

Reflexiona un momento sobre las etiquetas que sueles ponerte:

………………………………………………………………………………………………………………………………………

2. Filtrar: filtramos la información fijándonos, por ejemplo, sólo en lo negativo.

Lástima que no vino fulano – lástima que no corre un poco de aire –

O negando lo positivo

No se puede estar refiriendo a mí – no me conoce – no me vio bien – seguro que quiere algo a cambio – no tiene importancia

¿Cuáles son tus filtros?

……………………………………………………………………………………………………………………………………

3. Lectura de pensamiento: estar siempre seguro de lo que está pensando el otro.

Seguro que le caigo mal – seguro que no volverá a llamar – ¿habré dicho algo malo? – se aburre

4. Error del adivino y catastrofismo: viven esperando que algo malo va a pasar o que lo bueno nunca va a llegar.

 Voy a terminar enfermo – nunca lo conseguiré – demasiado bueno para mí – mejor no ilusionarse – si algo malo puede pasar, pasará – seguro que este fin de semana llueve – ¿qué te apuestas  a que el día de la boda se estropea todo?

5. Generalización excesiva: se da cuando te etiquetas o etiquetas una situación de forma exagerada

Nunca voy a cambiar – todos son iguales – soy una mala madre – no merezco nada – la vida es horrible – la vida está llena de peligros y dificultades

6. Los “Deberías”: es uno de los principales autocastigos que nos inflingimos. Marca todo aquello que no hacemos o no alcanzamos, o pensamos que deberíamos hacer, lograr o ser.

Debería hacer dieta – debería ser menos tímido – debería esforzarme más – debo alcanzar la perfección – no debo cometer errores

Cuando los deberías los ponemos en los otros, pueden ser de esta forma:

Debería haberme llamado – debería tenerme más en cuenta – mi vida debería ser más fácil y cómoda – la gente me debe respeto  – debería acordarse – debería ser más puntual

¿Cuáles son los deberías que te autoinflinges o que pones en los demás?

…………………………………………………………………………………………………………………………………

El truco para cambiar estas distorsiones está en CUESTIONARLAS. Y luego cambiarlas por pautas de pensamiento más sanas y racionales, que no POSITIVOS.  Se trata de AFRONTAR, no de eludir.

Un primer truco: respecto a los DEBERÍAS, cambia los “debos” por “podría” o “prefiero”.

Te cuento más trucos en el próximo artículo.

TÉCNICAS DE ESTUDIO Y APRENDIZAJE - cartel

Comparte...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

¿Cuál es tu estilo de aprendizaje?

Frente a lo que tradicionalmente se creía, resulta que las personas aprendemos de forma diferente. Esto tiene mucho que ver con cómo percibimos la realidad o a qué canal sensorial damos preferencia a la hora de procesar algo.grupo_serves_escuela

El profesor Neil Fleming desarrolló en 1992 una propuesta para clasificar a las personas según cómo seleccionan la
información a la que le prestan atención. Esto tiene que ver con de los intereses de la persona, pero también influye cómo se
recibe la información.
A este instrumento se le denominó VARK que es el acrónimo de las cuatro letras iniciales correspondientes a las preferencias modales sensoriales (Visual, Aural, Read/Write, Kinesthetic por su siglas en inglés) (Visual, Auditivo, Lectura/Escritura y Quinestésico),
a) Visual (visual): preferencia por maneras gráficas y simbólicas de representar la información.
b) Lectura – escritura (read/write): preferencia por información impresa en forma de palabras.
c) Auditivo (aural): preferencia por escuchar la información.
d) Quinestésico (kinesthetic): preferencia perceptual relacionada con el uso de la experiencia y la
práctica, ya sea real o simulada.
El canal perceptual es por donde nos apropiamos de los contenidos (el ojo, el oído, boca, o el cuerpo en general)
El “estilo de aprendizaje” de cada persona la manera preferente en la que  cada uno tiene de capta, recordar, imaginar o
enseña una información o contenido.

La consecuencia de que cada una prefiera un canal a otros, es que cada uno de nosotros aprende mejor y entiende mejor las cosas con unas determinadas estrategias y no tanto con otras.

Así, las personas VISUALES aprenden mejor mediante:

  • Libros con Diagramas y dibujos
  • Usar símbolos
  • Subrayar
  • Diagramas de flujo
  • Mapas mentales
  • Imágenes, videos

Las personas con estilo AUDITIVO preferirán:

  • Grabar resúmenes
  • Estudiar con audio
  • Explicar a otros
  • Leer resúmenes en voz alta
  • Explicar los apuntes a otra persona
  • Conversar con maestro y compañeros

LECTOR/ESCRITOR. Usa y elabora:

  • listas
  • Diccionarios
  • Glosarios
  • Definiciones
  • Libros de texto y revistas.
  • Manuales
  • BitácorasTextos en internet

KINESTÉSICO: Usa y aprovecha
– Laboratorios
– Ejemplos
– Aplicaciones reales
– Proyectos
– Simulaciones
– Modelos
– Algoritmos
– Juego de roles
– Dramatizaciones

Diagnosticar cuál es TU Estilo de Aprendizaje puede ayudarte a tomar mejores decisiones a la hora de abrodar cualquier tarea, ya sea aprender algo, estudiar, asistir a un curso, dar una conferencia o en el trabajo del día a día.


Si quieres recibir contenidos formativos útiles y gratis todas las semanas, no dudes en suscribirte:

 

TÉCNICAS DE ESTUDIO Y APRENDIZAJE - cartel

Comparte...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

10 COMICS IMPRESCINDIBLES

Como hemos iniciado una serie de artículos sobre el uso del comic en educación, no está de más que demos una serie de  recomendaciones sobre las mejores obras que este medio nos ha regalado.

No pretende ser una dogmática lista acerca de los mejores diez comics de la historia, pero sí los diez que consideramos imprescindibles tener en la librería, por su poder de emocionar y de comunicar, que es de lo que trata esto del arte.

Ahí van:10 comics

  1. DAREDEVIL BORN AGAIN. Cuando historia, argumento, guión, dibujo y narrativa se mezclan para crear una unión más que perfecta, el resultado sólo puede ser el mejor comic de todos los tiempos. Una de las obras de arte del siglo XX, por su perfección técnica y su contenido, que sigue  emocionando y sorprendiendo.
  2. DREADSTAR. Jim Starlin. Le sigue en importancia esta descomunal y a menudo olvidada obra maestra, que constituye uno de los mejores guiones jamás hechos en cualquier medio. Ciencia ficción, magia, sociología, drama, emoción y acción en uno de los comics más adultos que ha dado este género.
  3. AVENIDA DROPSIE. No es necesario justificarlo. La propia crítica americana la definió como una obra de arte, y no podemos estar más de acuerdo.
  4. WATCHEN. A más de uno le sorprenderá que no esté en primer lugar. No es nuestro caso. Watchmen es un hito del comic, pero no es el mejor de la historia, como algunos se empeñan. De hecho, gran parte del sobresaliente resultado final se debe al dibujante, no solo al hipermegasobrevalorado Alan Moore. Aún así, una obra para quietarse el sombrero, y de las que más han contribuido a que hoy el comic sea un medio más respetado.
  5. FLASH GORDON de Alex Raymond. El mundo hoy sería diferente sin Alex Raymond. Y es que, aunque ya nadie parezca acordarse de esta obra de arte, sin ella no hubiéramos tenido STAR WARS.
  6. PRÍNCIPE VALIENTE. El comic más bello de todos los tiempos sigue siendo el comic más bello de todos los tiempos. Hal Foster siempre será el más grande.
  7. TINTÍN. La obra de Hergé sigue siendo un manual de narrativa propia de un genio. Imprescindible para cualquiera que haga o lea comics.
  8. COMANCHE. Hermann y Greg. Otro de los guionistas imprescindibles de todos los tiempos, Greg, se une a Hermann en su mejor época para darnos el mejor western de todos los tiempos. Dentro del género, le sigue en importancia Ken Parker, de Berardi y Milazzo, pero ésta no nos cabía dentro de las diez mejores.
  9. LAS CRÓNICAS DE ALDEBARÁN. La obra de LEO es tan absurdamente buena, que a pesar de ser contemporánea no podemos hacer otra cosas que considerarla una de las mejores de la historia.
  10. EL ESCULTOR. Scott Mcloud. Otro tanto ocurre con esta reciente obra de Scott Mcloud. Cuando un trozo de papel consigue emocionarnos como nadie había conseguido antes en toda la historia del medio, hay que meterla en la lista.
Comparte...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Formación para formadores – Las 7 habilidades básicas

Si hablamos de las habilidades de comunicación de un formador, éste  tiene como tarea Imprescindible el saber expresarse y el hacerse entender frente al alumnado. Esto implica muchas habilidades que se le presuponen al docente, como la facilidad para expresar ideas de una manera sencilla, clara y precisa; la capacidad de escucha, el tener en cuenta las opiniones, valores ideas y necesidades del alumno; la capacidad de síntesis, etc,..

formacion_formadores

Pienso que lo que distingue a un formador estándar de un formador de primera fila es el que tiene interiorizadas una serie de conocimientos, habilidades y actitudes que podemos agrupar en estos 7 grandes bloques:

  1. Ser un generador de atención.
  2. Gestionar el tiempo.
  3. Gesticular.
  4. Ser asertivo.
  5. Ser un “maestro” del feedback.
  6. Ser proactivo.
  7. Hacer partícipe al alumno.

Accede al mini e-book gratuito “Las 7 habiliades básicas del formador y te explico cada una de ellas:

icono habilidades básicas

Suscríbete y recibe gratis el mini e-book “Las 7 Habilidades Básicas del Formador”

 

Comparte...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

El comic en el aula (1)

El comic es un medio de comunicación fascinante y único. Está basado en la combinación de textos y la yuxtaposición de imágenes, aunque es mucho más que eso. Este peculiar engranaje de elementos lo convierten en un medio de narración elíptica: la viñeta nos muestra sólo un momento puntual estático de una secuencia. Rellenamos los huecos entre viñeta y viñeta con nuestra imaginación e intuición.

Por estas y otras razones, el comic crea un tipo de lenguaje único y diferenciado de otros medios que parecen
afines, como el cine, la literatura y la ilustración, pero de los que se diferencia totalmente. Debido  a esto, se abren ante nosotros unas posibilidades de comunicación particulares y enormes, o particularmente enormes.

David Mazzucchelli decía que lo maravilloso de este medio es que permite expresar o explicar casi cualquier cosa
de la manera más sencilla posible. Las implicaciones de esta afirmación de cara a la educación son increíbles.Éste es el primero de una serie de artículos en los que intentaré teorizar sobre el lenguaje del comic aplicado a la educación y la formación. Entre otras cosas, veremos cómo usar las posibilidades de este difícil lenguaje para:

  • Trabajar y entender conceptos en el aula.
  • Hacer manuales de formación.
  • Utilizar el rotafolio y la pizarra con eficacia.
  • Hacer presentaciones en power point.
  • Explicar las habilidades cognitivas y emocionales que potencia.

A modo de ejemplo os dejo un posible ejercicio a realizar en aula relacionado con el comic, que puede realizarse desde cursos muy tempranos en educación primaria:

EJERCICIO. Creación de textos para una historieta.

Objetivos:

  • Desarrollo de la capacidad creativa.
  • Entrenar el trabajo en equipo.
  • Trabajar la lógica, la capacidad de síntesis y la gramática.

Materiales:

  • Fotocopia de historietas, en las que se han borrado los textos de los bocadillos y cartelas.
  • Disponer el aula para trabajo individual y/o trabajo en pequeños grupos.

Descripción de la actividad:

Se reparte la página o páginas de historietas sin textos. Se elaboran, discutiendo en pequeño grupo, unos textos adecuados para la historieta. Posteriormente, se puede exponer y compartir la solución con el resto de los equipos. Un último paso puede ser elaborar una solución común en gran grupo. O también podríamos llegar a la conclusión de que hay varias soluciones posibles y elegimos las que más nos gustan o las más creativas.


Si quieres recibir contenidos formativos útiles y gratis todas las semanas, no dudes en suscribirte:

Comparte...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Las ventajas de ser optimista

El optimismo no es una manera pasiva de mirar al mundo. No es un modo autocomplaciente de enfrentarte a la vida ni una forma de escapismo. Más bien al contrario. El optimista es capaz de ver el mundo en todas sus dimensiones, con sus luces y sombras, con sus alegrías y  dificultades. Lo que hace optimista al optimista es el patrón de actitud con el que se enfrenta a esta escala de grises.

El optimista inteligente sabe que la vida está compuesta de momentos dulces y amargos, pero tiene la convicción de que los momentos amargos se pueden superar. Que las dificultades son transitorias y circunstanciales. Piensa incluso que superar esas dificultades le puede ayudar a ser más fuerte y más sabio. Y de esa forma conseguir sus objetivos con más eficacia.

El optimista sabe que la vida no es ni una misión imposible llena de obstáculos y desgracias, ni un camino de rosas lleno de cosas maravillosas. Valora las cosas en su justa medida. Sabe que las cosas que dependen de él que cambien, las puede cambiar. Y hará todo lo posible por cambiarlas. Porque confía en cambiarlas. Y confía en sus propias habilidades para cambiarlas.

El optimista confía tanto en sus propias capacidades como en las de otros, o en la flexibilidad del entorno o de sí mismo para amoldarse  a sus necesidades.

El optimista acepta la realidad, pero cree que las cosas pueden mejorar. Esto le lleva, a veces inconscientemente, a adoptar comportamientos que provocan que las cosas mejoren.

Lo más increíble de esta actitud es precisamente eso. Que provoca acción. Y, estadísticamente, cuanto más haces, más posibilidades tienes de obtener buenos resultados. O al menos, de obtener resultados, que aunque sean erróneos, te ayudarán a aprender de tus errores, de nuevo gracias a esa actitud optimista.

El optimista se centra en lo que depende de él. En lo que puede cambiar. Y se da cuenta de que  casi todo lo que se puede cambiar está en uno mismo. En lo que uno hace. Por eso destierra la queja de su vocabulario. La queja y la pasividad. El optimismo es una actitud de acción, no de ver las cosas de color de rosa desde un sillón. Una persona optimista hace, se arriesga, se equivoca, se cae, se levanta. Asume que las cosas pueden mejorar. No niega la posibilidad de mejora del mundo y de sí mismo.El optimista contagia con sus acciones y su ejemplo a los demás. Arrastra. Es otra de las razones por las que consiguen sus objetivos. Porque arrastran consigo una cuadrilla de seguidores que les ayudan en sus propósitos.

El optimista actúa para conseguir objetivos, no para huir del malestar.

El optimista cambia el “no puedo hacer esto” por “¿Cómo puedo hacer esto?”.

Cambia el “no estoy a la altura” por “Voy a empezar con lo que tengo”.

Convierte los problemas en ventajas.

No busca un lápiz mejor, sino que aprende a escribir mejor.

Sabe que las soluciones a veces se encuentran en los caminos menos transitados.

Las gafas con las que filtra la realidad están barnizadas de flexibilidad y empatía.

No sólo acepta que tiene que actuar, sino que actúa.

Sabe que la realidad no existe, sino sólo mi interpretación. Y decide filtrar de forma positiva e inteligente.

Comparte...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Las ventajas de ser una víctima

Ser una víctima tiene abundantes ventajas. En especial que me descarga de toda responsabilidad sobre mi vida. La víctima te dirá que es infeliz porque su pareja o familia le hacen infeliz. Culpará al gobierno o a su empresa de su mala situación económica, vital, emocional.

Y es que no importa cuánto haya de verdad o no en estas afirmaciones. El problema es que entrego el poder de mis acciones a otras personas. Delego en otros la responsabilidad. En todos los ámbitos de mi vida.

Los problemas están ahí, pero yo decido si quiero otorgarles el poder de control o no.

Tú no te comportas así porque tus padres te educaron mal. No sufres porque el jefe no te valora o la empresa va de mal en peor.  No estás deprimido porque hay crisis. Tu actitud está derivada de lo que has decidido hacer con todas estas cosas. Si tu manera habitual de encarar las cosas es la queja continua, culpar a otros, autoengañarte o justificarte, enhorabuena, estás comportándote como una víctima.

Una  víctima no soluciona problemas, sólo los padece. Y además, mayoritariamente distorsionados. Se reconoce a la víctima porque siempre está esperando que los demás le solucionen la papeleta, ya se trate de cuestiones económicas, de salud o de educación.  De verdad que no tengo nada en contra del estado del bienestar, pero gran parte del sufrimiento que esta crisis ha generado,  está basado en que nos hemos acostumbrado a que “papá Estado” se haga cargo de nosotros en todos los ámbitos. Y ésta no tiene que ser la única manera de vivir. De hecho, seguramente hay formas de vivir  que no eliminan tan radicalmente la voluntad y fuerza que siempre hemos tenido. Quizá hemos entregado nuestra pasión, creatividad e independencia a poderes externos.

Deja de quejarte!  No vas a solucionar nada y además a nadie le importa lo mucho o poco que te quejes. Deja de esperar que un acontecimiento milagroso, producido por causas ajenas a ti, va  a restaurar tu equilibrio perdido. O que un mesías religioso o político va a hacer lo propio. Deja de delegar el liderazgo de todos los ámbitos de tu vida.

Podemos empezar por hablar con un nuevo lenguaje. Un lenguaje proactivo. La víctima habla un con un lenguaje reactivo. Todo lo que expresa, implica una programación mental  llena distorsiones, sobre todo en lo que tiene que ver con la responsabilidad de  sus acciones.

¿Cómo se expresa este lenguaje reactivo?

Imagina que sales un sábado por la noche con tu amigo Javier y volvéis a casa los dos borrachos. Como persona reactiva o víctima, me costará responsabilizarte de la parte que te toca, por lo tanto expresarás cosas como :”Javier me emborrachó ayer”.

Comparte...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+